La sinusitis es la inflamación de los senos para nasales que ocurre con una infección a raíz de un virus, una bacteria o un hongo.

sinusitis, resfriado

Posibles causas

La sinusitis se puede presentar por una de las siguientes situaciones:

  • Los pequeños vellos (cilios) de los senos paranasales no logran sacar el moco en forma apropiada. Esto puede deberse a algunas afecciones.
  • Los resfriados y las alergias pueden provocar la producción de demasiado moco o bloquear la abertura de los senos paranasales.
  • Un tabique nasal desviado, un espolón óseo nasal o pólipos nasales pueden bloquear la abertura de los senos paranasales.

 

Además, el riesgo de que un adulto o un niño presente sinusitis puede incrementar por alguno de los siguientes factores:

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la sinusitis aguda en adultos muy a menudo se presentan después de un resfriado que no mejora o que empeora después de 5 a 7 días. Los síntomas abarcan:

  • Mal aliento o pérdida del sentido del olfato.
  • Tos que generalmente empeora por la noche.
  • Fatiga y sensación de malestar general.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor similar a presión, dolor detrás de los ojos, dolor de muela o sensibilidad facial.
  • Congestión y secreción nasal.
  • Dolor de garganta y goteo retronasal.
 
Los síntomas de la sinusitis crónica son los mismos que los de la sinusitis aguda. Sin embargo, los síntomas tienden a ser más leves y a durar más de 12 semanas.

Los síntomas de la sinusitis en niños abarcan:

  • Resfriado o enfermedad respiratoria que ha estado mejorando y luego comienza a empeorar.
  • Fiebre alta junto con secreción nasal oscura durante al menos 3 días.
  • Secreción nasal, con o sin tos, que ha estado presente por más de 10 días y no está mejorando.
 

Pruebas y exámenes

El médico lo examinará a usted o a su hijo para ver si hay sinusitis:

  • Examinando la nariz en búsqueda de signos de pólipos.
  • Proyectando una luz contra los senos paranasales (transiluminación) para buscar signos de inflamación.
  • Haciendo percusión sobre el área sinusal para encontrar infección.
 

El médico puede observar los senos paranasales a través de un endoscopio de fibra óptica (endoscopia nasal o rinoscopia) para diagnosticar la sinusitis. Esto generalmente lo realiza un especialista en problemas de la nariz, el oído y la garganta (otorrinolaringólogo).

¿Cuál es el tratamiento que tengo que hacer?

CUIDADOS PERSONALES

  • Aplique paños húmedos y calientes en la cara varias veces al día.
  • Beba mucho líquido para diluir el moco.
  • Inhale vapor de 2 a 4 veces por día (por ejemplo, sentado en el baño con la ducha abierta).
  • Rocíe con una solución salina nasal varias veces al día.
  • Utilice un humidificador.
  • Use un rinocornio para limpiar los senos paranasales.
 

Tenga cuidado con el uso de descongestionantes nasales de venta libre. Pueden ayudar al principio, pero utilizarlos más de 3 a 5 días puede empeorar la congestión nasal.

Para aliviar el dolor o la presión sinusal:

  • Evite volar cuando esté congestionado.
  • Evite temperaturas extremas, cambios bruscos de temperatura e inclinarse hacia delante con la cabeza baja.
  • Pruebe con paracetamol o ibuprofeno.
 

Prevención

La mejor manera de prevenir la sinusitis es evitar la gripe y los resfriados o tratar los problemas rápidamente:

  • Comer muchas frutas y verduras, que son ricas en antioxidantes y otros químicos que pueden reforzar el sistema inmunitario y ayudar al cuerpo a resistir infecciones.
  • Vacunarse anualmente contra la influenza.
  • Reducir el estrés.
  • Lavarse las manos con frecuencia, particularmente después de darle la mano a otros.
  • Evitar el humo y los contaminantes.
  • Beber bastante líquido para incrementar la humedad del cuerpo.
  • Tomar descongestionantes durante una infección de las vías respiratorias altas.
  • Tratar las alergias de manera apropiada y rápida.
  • Utilizar un humidificador para incrementar la humedad en la nariz y las áreas sinusales.